¿Cómo aumentar tu productividad?

Para una empresa, la productividad es un factor fundamental para crecer por eso para poder alcanzar una buena productividad te debes analizar para identificar esos factores que te ayuden a ser una persona más productiva.

La productividad la podemos definir como la capacidad de una estructura ( sea persona, negocio, o empresa) para desarrollar los productos, aprovechando al máximo los recursos disponibles. Por ello con una mayor productividad se obtiene una mayor rentabilidad en la empresa. Entonces poder entender los ritmos que pasan en tu negocio te ayudará a crear rutinas que mejores tu productividad en lugar de obstaculizar, esto te dará ventajas significativas.

Lo primero a realizar es identificar ese “día típico” de trabajo y poder así describirlo detalladamente en un papel y poder fijarte cuándo y cómo te distraes. Una vez que tengas claro cuál es tu rutina, comienza con estas técnicas que te ayudarán a enfocarte, priorizar y trabajar más inteligente-mente en tu día a día:

Aprovecha los lapsos de 15 minutos

La primera distracción más persistente que se encuentra en las personas es volver a pensar en una tarea en la que pensaron antes. Siempre son las pequeñas cosas las que nos distraen. por ejemplo pensar en hacer una cita con el doctor, que necesitas cambiar de silla, o que necesitas organizar tu área de trabajo y todo esto cuando tengas “más tiempo”. Acéptalo: nunca tendrás más tiempo.

Por eso, el objetivo es deshazte de esas actividades “pendientes”. Durante la siguiente semana, llevando una lista de las tareas que pueden ser completadas en 15 minutos. Se ha comprobado que en una semana normal hay personas, que llegan a completar entre 10 y 20 Actividades.Solo debes tener consciencia de cuáles son estas tareas para resolverlas en ‘tiempos muertos’ como cuando esperas a que empiece una junta, en lugar de perder tus minutos viendo Facebook o fotos en Instagram.

Maximiza tus interrupciones

El segundo impedimento más común de la productividad son las interrupciones. No es por ejemplo darle un vistazo a un mensaje de texto, leer un email o responder a una pregunta de alguien de tu equipo lo que más absorbe tiempo, lo que más absorbe tiempo es regresar a estar concentrado.

Por eso es que debes maximizar tus interrupciones. Una recomendación es guardar tres o cuatro cosas que quieras hablar con alguien para poder interrumpirlo, obviamente, si algo es urgente no se debe esperar, pero si tu y tu equipo de trabajo lo implementan con todas las personas con las que hablan o envían un email. estarás sorprendido cuando notes cuántas de estas interrupciones no son tan urgentes.

Un ejemplo práctico es:, si recibes un email de un miembro del equipo que necesita cinco preguntas respondidas para el final de la semana. Te interrumpe una sola vez, en lugar de cinco separadas y así puedes responder a todas sus interrogaciones en una sesión de trabajo al final del día.

Ponte metas a cumplir.

Para ser productivo debes tener una mirar hacia el futuro. lo puedes hacer con tu calendario digital y dentro de 90 días describe qué metas personales, profesionales y de salud deberías haber alcanzado. Esto repitelo nuevamente con una visión de 180 días y 365 días. Esta práctica te brinda un mayor objetivo hacia el cual trabajar, lo que te mantendrá motivado y enfocado para poder aumentar tu productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *